viernes, 15 de septiembre de 2017

Arqueros goleadores en Primera División

Chilavert, arquero goleador e ídolo de Vélez.
En la década del 90 se dio un curioso hecho, casi inédito en nuestro fútbol local, y hasta podría decir que inédito internacionalmente, claro, esto sin chequear (?); estoy hablando de arqueros que metían goles. Todo empezó con el paraguayo José Luis Chilavert, que en la fecha 18 del Clausura 93, anotó de penal para su equipo, Vélez Sarsfield, que ese día empató y salió campeón. Con ese gol, se rompía una racha de 20 años sin goles de arqueros en Argentina. Con el tiempo, Chilavert se volvió asiduo goleador, alcanzando cifras muy altas de anotaciones (?) para el puesto. Y con eso, aparecieron "imitadores", o dicho menos feo, otros arqueros que se animaron a patear.

Pero Chilavert estuvo lejos de ser el primer o segundo arquero en meter goles en Primera División de Argentina. Por eso, sin caer en la gilada de "ah, los arqueros goleadores del mundo", lo que intentaré es escribir sobre estos héroes (?). Como dije, nomás me ocupo de Primera, por lo que esto deja afuera a notables como Cristian Campestrini (metió tres goles en la B Metro), Marcelo Pontiroli (un gol en la B Nacional), Roberto Bonano (un gol por Copa Mercosur, pero hablo del arquero, no del homónimo delantero que seguro usted no sabía que existía), Pablo Santillo (un gol en la B Metro), César Labarre (tres goles en la B Nacional), Catriel Orcellet (un gol en el Federal A), Dario Sala (dos goles en la B Nacional), Leo Díaz o Javier Sodero. Buenos estos dos últimos hicieron papelones en vez de goles, pero ey, al menos Díaz fue uno de los pocos que le atajó un penal a Chilavert.

Pero basta de tirar nombres por tirar para rellenar esto, vamos a lo importante. Tengo 151 goles de arqueros. Además de eso, tengo seis interrogantes a plantear al final, por el tema del suspenso (?). Y todo empezó muy antes de 1931, como les gusta a algunos, ya que hay 27 goles en el amateurismo. El primero de ellos (al menos que esté confirmado) fue de Juan José Rithner, el 24 de julio de 1910, hace, emm, más de 100 años. El histórico portero de Porteño, con actuación y goles en la selección argentina (dos goles (!) en un amistoso jugado en Córdoba), anotó su nombre en la historia, una historia que quizás no esté muy presente por todos. Aquel día, de penal, anotó ante Argentino de Quilmes, en un partido que terminaría 2-2 (en aquel entonces, los torneos no se jugaba tanto por fechas sino más bien "jugamos cuando podamos"). En total, Rithner anotaría siete goles en Primera División, todos de penal (un gol a Quilmes en 1910, uno a Independiente en 1913, dos a Estudiantes de La Plata -1913 y 1914- y dos goles en 1915, a Belgrano Athletic y a River).

martes, 1 de agosto de 2017

Clubes con más jugadores convocados a los Mundiales

Juventus 3-1 Inter, jugado el 24 de marzo de 1985, vía.
Desde 1930 se vienen jugando Mundiales, y eso no es ningún descubrimiento ni superdato que vaya a cambiar alguna vida. Posiblemente queden pocos tópicos sin estudiar o analizar respecto al máximo certamen deportivo de todos los tiempos, pero siempre queda algo para rascar, siempre; tal vez esa sea la máxima enseñanza de pertenecer a la clase media (?). Y a eso viene lo de hoy.

¿Cual habrá sido el club que más jugadores aportó en cuanto a convocatorias para la Copa del Mundo? O sea, no contamos por jugador, sino las veces que un club aportó a un player (?) para el certamen.

Luego de largas jornadas agotadoras (no) e inacabables (tampoco), obtuve la respuesta. De los 1.365 clubes que aportaron al menos un jugador a las listas definitivas de convocados (y sin intención de alargar más el asunto), el número 1 se lo lleva un conocido por todos: el Inter de Milán. ¿Esperaba usted este resultado?

domingo, 4 de junio de 2017

Buffon (casi) siempre está

Como verán, saqué todas las fotos de Getty Images. Gracias (?).
¿Que se puede decir de Buffón que no se haya dicho ya? El arquero se ha convertido en un invaluable jugador tanto en Juventus como en la selección italiana. Y a pesar de que la Champions se le sigue haciendo esquiva (y todo parece que así quedará), no está de más un pequeño homenaje aquí a modo de estadísticas falopa que no dicen nada pero que a la vez dicen mucho.

Nacido en alguna parte de Italia (?) el 28 de enero de 1978, en la previa del Mundial que consagraría a la Argentina de la mano de Kempes, Passarella y Fillol. A nadie le importa como fue su infancia. Lo que si importa es que se sumó al Parma a la edad de 13 años. Pero no arrancó de arquero. Cayó en ese puesto ante las lesiones de sus compañeros. Y resultó que tenía cualidades. En 1995 debutó en la Serie A, en un 0-0 entre Parma y Milan, que sería el campeón del torneo. Para la temporada 96/97, con tan solo 17 años, Buffon ya era el titular. Permaneció en el club hasta 2001. Disputó 220 partidos entre Serie A, Coppa Italia, Champions League, Copa UEFA y Supercoppa Italiana. Ganó tres titulos allí, la Coppa Italia y la Copa UEFA de la inolvidable temporada 98/99 y la Supercoppa 1999. Además, le tocó debutar en la selección mayor, disputando 19 partidos hasta 2001. Incluso fue parte de la plantilla italiana en Francia 98 (también estuvo en los Juegos Olímpicos del 96, y en otros diversos torneos nacionales juveniles que a nadie le importan).

¿Y que pasó en 2001? La gigantesca Juventus pagó más de 54 millones de euros para que sea el portero del equipo, en reemplazo del vendido Van der Sar. Y el resto es historia (?). Acá estamos, finalizada la temporada 16/17, Buffon sigue siendo titular en la Juve y en la selección. Ganó 10 Serie A (dos fueron revocados por ya sabemos que), una Serie B, tres Coppa Italia y cinco Supercoppa. ¿La mancha? Los tres subcampeonatos en la Champions League (si es que podemos llamarlo así). Con la Azzurra, nada más y nada menos que salió campeón en 2006.

domingo, 2 de abril de 2017

Clubes campeones en ligas de otro país

Mónaco modelo 2016/17
Quizás a nadie fuera de Francia le interese mucho la liga de ese país, pero quienes lo siguen (o si googleas rápido) podrán notar a Mónaco puntero. Si, con apenas tres puntos de ventaja sobre el PSG, pero con una marcha arrolladora (además de que está en los cuartos de final de la Champions League y de Copa de Francia, y con el agregado que salió subcampeón de la Copa de la Liga francesa). Ahora, quizás no lo han notado porque andan distraídos, pero el club Mónaco no es francés, sino que es monegasco (peor gentilicio ever), o sea, del Principado de Mónaco, que nada tiene que ver con Francia en cuanto a política. Son dos países distintos.

Ahora, ¿porque un equipo competiría en una liga de otro país? Sobran los motivos. En este caso, Mónaco no tiene una liga, y el equipo que tienen juega en Francia. San Marino hacía lo mismo, mandando un equipo (con mucho menos éxito) a los torneos italianos, aunque años después crearon su competencia local. También puede ser por motivos históricos, como los galeses que juegan en Inglaterra. Motivos hay muchos y no los analizaremos aquí. Pero lo que si veremos son los equipos que han sido campeones en otros países. Antes de continuar, las bases para las cuales me regí para hacer esto:

sábado, 25 de marzo de 2017

La Resolución 1.309 de AFA

Durante muchos años, el fútbol fue cosa de unos pocos. AFA organizaba torneos para los equipos de Capital Federal y Gran Buenos Aires. Con el tiempo, aparecieron santafesinos, rosarinos y un equipo de Junín (gracias a la relación de Evita con esa ciudad). A fines de la década del 30 y a mediados de los 50, la AFA quiso incorporar a Belgrano y a Talleres a sus torneos, pero por negativa de la Liga Cordobesa, no se dio. Y siguió todo así, hasta que aparecieron los Torneos Nacionales en 1967, de la mano de Valentín Suárez, interventor de la dictadura de Onganía en ese momento en la AFA.

Los Nacionales, más allá de algún que otro cambio en el formato, consistían en torneos en que todos o la mayoría de los equipos del Torneo Metropolitano competían con equipos del interior. Al principio, estos jugaban un clasificatorio llamado Regional para acceder al Nacional. Con el tiempo, las ligas más fuertes comenzaron a tener plazas fijas, y el Regional fue disputado por equipos de asociaciones más débiles. Este torneo sirvió para observar algunos equipos y/o jugadores notables, aunque cierto es que la diferencia con los equipos de Buenos Aires eran muy marcadas. Los directamente afiliados tenían más capital económico, y al jugar todo el año en la máxima categoría y no en una liga, atraía más a los mejores jugadores.